El brazobarra

«No hay mejor sitio para relacionarse que apoyado en una barra» Eso debió pensar el que inventó las barras de bar. Y a raíz de esto empezaron a proliferar unos seres extraňos que iban apoderándose de las barras. Tras varias generaciones se fueron reproduciendo hasta crear una casta que iba poblando bares de toda la península.

Continue reading