El brazobarra

Share

“No hay mejor sitio para relacionarse que apoyado en una barra” Eso debió pensar el que inventó las barras de bar. Y a raíz de esto empezaron a proliferar unos seres extraňos que iban apoderándose de las barras. Tras varias generaciones se fueron reproduciendo hasta crear una casta que iba poblando bares de toda la península.


Al tiempo que cambiaban usos y costumbres esta nueva especie adoptaba nuevos hábitos, siempre pegados a la barra de cualquier bar. Hasta los especialistas en montajes hosteleros tenían en cuenta los gustos de esta gente. La altura no es casual, se tuvo que hacer un sesudo estudio al respecto en la universidad de Wisconsin.

Hubo acalorados debates para etiquetar a estas personas, los políticos de turno hacían concesiones a los bares sabiendo que un brazobarra contento podría ser el mejor prescriptor de su programa electoral. Entre el empeňo de esta especie en convencer a sus compaňeros de tertulia y la exagerada cantidad de bares por habitante que existen en este país, no es de extraňar la influencia que podían conseguir.
Con el paso de los aňos todo el mundo les llamaba los brazobarra.
¿Y como identificar a un brazobarra?

Ahí van varias características inconfundibles.

Por definición el brazobarra es un ser solitario, siempre entra solo, no le importa, ya encontrará a alguien a quien dar la brasa.

Es una persona que ve la vida a través de las vitrinas, su mundo son los calamares, la ensaladilla y las albóndigas con tomate.

Acota su territorio con determinación. Nunca invadas su espacio, son más peligrosos que algunos taxistas en huelga, algunos.

Maneja los vasos y copas con una soltura digna del mejor equilibrista.

Mantiene la verticalidad aunque se tome un barril de vino peleón, es un fenómeno de la naturaleza ya que presenta un dominio del equilibrio digno del Circo del Sol. Segway estudió a uno de ellos para desarrollar sus patinetes.

Aquí tenéis una serie de posturas típicas para identificarlos:

– Mano en bolsillo y la contraria sujetando el vaso con antebrazo apoyado en barra.

– Brazo extendido sujetando la barra y la mano opuesta sobre el hombro del compaňero.

– Rascada de huevos con apoyo en barra del lomo chuletero sin quitar el ojo al vaso y a todo el personal.

– Torsión del tronco a 90 grados para conseguir ángulo de visión de la tele, mano apoyada en barra.

– Doble brazo extendido sujetando la barra con ligera curva en glúteos y espalda, sacando barriga. Una suerte de estiramientos necesarios para resistir el desgaste físico.

– Antebrazo apoyado en barra, y mano opuesta con índice extendido apuntando al compaňero. Significado: lo que yo te diga.

– Doble codo apoyado en barra sujetando el vaso con ambas manos, señal de peligro: otra copa y cae redondo.

Esperemos que se regulen los derechos de este colectivo y no se declaren en huelga, los bares no serían lo mismo sin ellos.

Nacho Lurbe
UNIPROONTHEROAD

Leave a Comment.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.