Comerciando y pensando

Share

Nadie nos dijo que urge volver a nuestra historia, a aquello que vimos, vivimos o mejor aún, que nos contaron. Volver a los relatos de quien vivió antes que nosotros lo que creemos saber, olvidarnos de nuestro orgullo para ver que nada es tan nuevo ni original, tan solo ha cambiado el contexto o la forma de ver lo que nos rodea. Como aquel transportista que piensa lo desdichado que es mientras conduce un camión con clima tan aséptico como acondicionado, impermeabilizándose del entorno con una socialización controlada, ajustada a un círculo de diámetro reducido, el área de servicio como único eje cultural. La cuadratura mental del círculo diminuto, la excusa pandémica alivia conciencias; olvidando que hace pocos años, los que inventaron su oficio tardaban diez veces más que él en hacer el mismo trayecto, por caminos que anhelaban asfalto, rezando para llegar sanos y escribir una carta a sus seres queridos. Pero no, su vida hoy es desdichada, en eterna crisis. Distintas incertidumbres que harían desequilibrar cualquier balanza. Continue reading

Sorpresas de barra

Share

Creí que sería motivo de desvelo, que despertaría de madrugada perturbado por el recuerdo, me mantuve esperanzado en el olvido y en la creencia de que las sensaciones desagradables dejan de serlo a voluntad. Pero no fue así, no pude inhibir ese recuerdo.
Cierto día de febrero, sentado en una barra bien surtida, terminé de comer con una coca de Sant Blai, una mistela de Teulada y los efluvios del sobaco de una comensal que levantó el brazo a mi derecha para pedir Champagne. Supuse que su blusa de leopardo tendría más poliéster que unas bragas del chino de la esquina y por eso amplificaron un hedor que dudo hayan olido nunca los veterinarios del bioparc.
Giré mi cabeza hacia ella conteniendo la respiración, y ahí estaba aquella felina, apoyada en la barra hojeando la carta de bebidas mientras mis pituitarias se declaraban en huelga.
-Ponme el Champagne Chardonnay (lease «Sampán chardonai» ) – Dijo a la camarera argumentando que era más barato por no ser francés. Desconocía también que no era champagne sino cava. Eso sí, dicho derroche de sabiduría no le impidió presidir una mesa con una conversación tan profunda como la de cualquier programa de telecinco.
Mientras escuchaba ruido de debate en su mesa, apuré mi mistela, deseé haberme encontrado en lugar del gatopardo a un brazobarra  y focalicé toda mi atención en la botella de colonia que siempre llevo en el coche, quizá me ayudaría a olvidar ese olor que casi me arruinó la comida. No fue suficiente.

Nacho Lurbe

#ontheroad

Canciones que cobran vida

Share

Escuchar canciones no es lo mismo que oirlas. La música nos acompaña siempre, en los buenos y en los malos momentos, acompañando grises etapas de nuestra vida, momentos de bajón y cambios de ciclo. Oirlas es como poner hilo músical a tu vida, te acompañan pero en forma de palabras vacías, monótonas como la rutina. Ahora bien, escuchándolas podemos sentir una sacudida en nuestra conciencia, un bofetón de realidad o una chispa para arrancar, en cualquier caso cuando las escuchamos nos tocan. Entonces las palabras que contienen cobran vida en nuestro interior y es que cuando las escuchas dejas de estar muerto en vida.

Del mismo modo un plato puede Continue reading