El brazobarra

“No hay mejor sitio para relacionarse que apoyado en una barra” Eso debió pensar el que inventó las barras de bar. Y a raíz de esto empezaron a proliferar unos seres extraňos que iban apoderándose de las barras. Tras varias generaciones se fueron reproduciendo hasta crear una casta que iba poblando bares de toda la península.

Continue reading

La ensaladilla imperfecta

– ¿Este es el nuevo local de moda que me dijiste?
– Así es, vamos a tomar algo, te gustará.
Hace tiempo alguien me explicó la importancia de la iluminación de los locales y hoy, casi sin pensarlo, lo entendí de golpe. Justo antes de llegar ya me había llamado la atención la luz tenue que se filtraba a través de unos generosos ventanales. Al cruzar el umbral de la puerta Continue reading

Vallas y barro

Vallas y barro
Año 2080
La república independiente de El Palmar se fundó tras una cruenta guerra entre clanes afines a distintas variedades de arroz, el clan de los bomba arrebató al clan de los Senia el territorio adyacente a la Gola de Pujol tras una batalla sanguinaria. Cuentan que todo comenzó el día de la boda de una hija de Juan “el cebolla”, Continue reading

Demiglace

Un día que tengo para descansar y llaman a la puerta. Parece que no ha sido tan buena idea quedarme en casa, otro domingo de sábanas calientes y almohadas que se va a la mierda.
– ¿Quien llama?
– Soy Mariano, te traigo una paloma torcaz que cazamos ayer.
– Pasa anda, pasa. ¿Quieres un café?

Continue reading

Frío

Hay sitios a los que llegas atraído por las recomendaciones, sabes de antemano que te va a gustar ya que quien te dice que vayas tiene gustos similares a los tuyos pero, siempre hay un pero, la experiencia, sin ser mala gastronómicamente, se vuelve anodina y sin huella por una serie de factores que influyen negativamente en la comida.

Veanos. La música de hilo musical sin identidad, la excesiva profesionalización del servicio, entiéndase esto como una gran metodología carente de la empatía que transmite el camarero de tu bar preferido, la frialdad de la decoración que no consigue subir la temperatura, las caras huérfanas de sonrisas, la luz de quirófano que transmite una asepsia que se traslada a perfectas elaboraciones de forma que no de fondo.
A final me voy con la sensación de que fue menos de lo que pudo ser, una pena.

La comida bien, gracias.

Crítica sin geolocalizador.

 

NachoLurbe

UNIPROONTHEROAD

Casa Nisio


No reservan mesa después de las tres. No doblan mesas excepto si viene un vecino con mono manchado de grasa, ese siempre tiene su sitio. Esa es la grandeza de un lugar que rechaza una mesa de gente que viene de lejos, con recomendación y sin reserva,  en favor del que se dejó los cuartos cuando las mesas se aburrían. Yo me siento de milagro, restaurante lleno y a punto de cerrar cocina. No tengo reserva, pido clemencia.


Continue reading