Momento Turia

Share

Caía el sol en la ciudad con sus calles cansadas del ir y venir de los coches, a la vez que el tráfico en las aceras bajaba de intensidad. La temperatura era agradable, lo suficiente como para apetecerle una cerveza fresquita, y en eso andaba Manuel de camino a casa, pensando en el sonido de una caña bien tirada cuando de repente tropezó con un escaparate que le paralizó. Se encontraba en la calle poeta querol en lo que siempre había sido un escaparate de Martinez Medina con sus muebles de diseño, pero esta vez había algo distinto, el diseño seguía pero se había convertido en una tienda monoproducto, aquí solo vendían Cerveza Turia.cerveza turia
Su corazón fue incrementando la frecuencia de sus latidos, ese encuentro encerraba algo más que la necesidad de mitigar la sed, sus recuerdos y emociones salían a borbotones por cada poro de su piel. “No puede ser” se decía para si mismo. “”Si la cerveza Turia desapareció, si no la había vuelto a ver desde mi época de estudiante”
Manuel sabía que por alguna extraña fuerza del destino había llegado hasta allí, así que pegó las narices en el cristal y analizó cada detalle de la tienda.
“No es una tienda al uso”, pensó, “además hay una mesa corrida y gente sentada a su alrededor, parece que van a hacer una cata”
– Hola – le dijo una chica de la tienda que salió a saludarle- esto es la tienda Turia y estamos a punto de empezar una cata, nos ha fallado un invitado, ¿te gustaría acompañarnos?
– ¿Lo dices en serio? Claro que me gustaría, además la cerveza Turia fue la primera que probé así que me trae muy buenos recuerdos.
– Pues adelante, toma asiento.
Tras los saludos de rigor, apareció Jordi Ferrer con su chaquetilla y su magnetismo.

 Jordi Freecook #momentoTuria


Jordi Freecook #momentoTuria

– Buenas tardes, bienvenidos a la cata Turia, una experiencia que busca enseñar a distinguir los distintos elementos de una cerveza. Para ello hablaremos de todos los componentes que dan carácter a una cerveza y explicaremos cada paso desde la cebada hasta el resultado en botella.
No había acabado la frase y ya estaban dando a probar la cebada, luego vino la malta y el lúpulo, y en cada prueba se intuía un matiz o un sabor primario de la cerveza. Del sabor del cereal con distintos tostados pasamos al amargor y con este salió el primer plato:
– Algas (lechuga de mar), pepino encurtido, clóchina y espuma de mar, venía en una especie de cuenco con tapa y nos invitaron a agitarlo para mezclar sabores. Al destaparlo el aroma convirtió la sala en un espigón haciendo frente a un mar enfurecido, donde con el choque de las olas se genera ese olor tan característico entre el salitre y la humedad. Al probarlo, Manuel se imaginó en la playa de Pinedo donde de pequeño cogía tellinas con su padre y se las comían con un poco de limón. La intensidad marina de las algas y la clóchina junto al cítrico del agua de mar formaban un universo marino digno del capitan Nemo.

Algas, pepino encurtido, clóchina y espuma de mar. #momentoTuria

Algas, pepino encurtido, clóchina y espuma de mar. #momentoTuria

– Probarlo con la cerveza- dijo Jordi.
Efectivamente, ese plato tenía un sentido, potenciar los aromas cítricos de la Turia que la hace muy bebible y refrescante a pesar de ser una cerveza tostada.
Segundo plato:
– Ensaladilla rusa envuelta en alga nori. Productos de la tierra abrazados por el mar. De un bocado, sorbo de cerveza y otra vez perfecto el maridaje. Se encontraba el torrefacto de la malta tostada.

Ensaladilla rusa envuelta en alga nori. #momentoTuria

Ensaladilla rusa envuelta en alga nori. #momentoTuria

Tercer plato:
– “Cocaccia” de verduras asadas con anchoa. El nombre se debe al genial Paco Alonso que hizo un mix entre coca y focaccia. La coca recuerda a la cerveza, no hay duda que la masa está hecha con ella. Las verduras asadas al horno con aceite y pimentón. Y de nuevo el toque marino con la anchoa.

Cocaccia de verduras. #momentoTuria

Cocaccia de verduras.
#momentoTuria

Cuarto y último plato para maridar: el postre.
¿Un postre con cerveza?- se preguntó Manuel.
– Campo de lúpulo en maceta. Chantilly con lúpulo, crumble de galleta, lima y un toque de sal maldon. Contraste de sabores que maridaban a la perfección con la Turia. Por un lado llegaba el amargor del lúpulo y por otro el frescor de la lima. Amargo y refrescante como un amor de verano.

Campo de lúpulo en maceta. #momentoTuria

Campo de lúpulo en maceta.
#momentoTuria

– ¿Os apetece otra Turia?
– Claro, así repasamos lo aprendido- pensaron todos.
Un sorbo, otro más, sin prisas y rematando una gran noche.
¡Meeeeeeeeeeeeeccccccccc!
El brutal sonido del claxon de un autobús despertó a Manuel de golpe, seguía pegado al cristal de la tienda.
– Juraría que estaba saboreando una Turia, ha debido ser un sueño- pensó.
Y recordando esa cata imaginaria fue perdiéndose entre las callejuelas de Valencia mientras volvía a casa.

Nacho Lurbe
UNIPRO ON THE ROAD

1 Comments

  1. Mm mm….
    Que buena,que fresquita,después de leer soló hay que cerrar los ojos y disfrutar……
    Nacho,gracias

    Reply

Leave a Comment.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.