No, no y no

Share

No tengo por costumbre publicar en domingo, pero creo que la ocasión lo merece. Llevo todo el fin de semana pensando en las cosas que me han pasado esta semana, que han sido muchas y algunas muy extrañas.
Empezaré por las extrañas.
1- ¿Os podéis creer que me llame alguien un domingo pasadas las 11 de la noche para preguntarme si conozco algún cocinero para trabajar?. Pues así fue, aunque descubrí el motivo de la llamada al día siguiente cuando fui a visitarle, evidentemente no le cogí el teléfono, que tenga mi móvil encendido no significa que esté disponible las 24 horas. Quien lo quiera entender que lo entienda, quien no allá él. Además se da la circunstancia que ya le recomendé a una persona y la echó a los dos días.
2- Que me llame un crítico gastronómico para preguntarme donde puede comprar copas de martini, ¿si yo vendo chaquetillas y delantales!. Extraño.
3- Que llegue un antiguo cliente, digo antiguo porque en 7 años no me ha comprado una chaqueta y encima me dice que las ha estado comprando en otro sitio, y me diga “tengo un proyecto que te puede interesar”; en plena presentación aparece una foto de unos jamones muy famosos, y al preguntarle si trabaja con esa marca famosa cuyo comercial para Valencia conozco me dice “no, saqué la foto de internet”. Seamos serios hombre, no puedes vender un proyecto con humo y aprovechándote del tirón de una marca conocida, ya sabes mi respuesta.
4- Llamada de un directivo ofreciéndome un pedido muy fuerte, tan fuerte como para arreglarme el año, y con la posibilidad de poner un recargo financiero (¿recargo financiero?, UNIPRO no es un banco, ni ganas) porque van a tardar en pagarme. Digo yo, si no tenéis dinero no compréis, ¿no?. Yo si no puedo no compro, por eso me preocupa más tener problemas de conciencia que de liquidez.

Y mientras tanto también me han pasado cosas “normales”, he visto muchas muestras de cariño hacia mi hija que ha estado malita (eso es lo más importante para mi); he recibido muchas y muy buenas visitas en la tienda; mi mano derecha en UNIPRO sigue demostrándome su valía y dedicación, y gracias a él puedo hacer todo lo que hago (gracias Toni E.); y además he rematado la semana con un festín gastronómico entre amigos. Así que me quedo con lo positivo y con la sensación de estar aprendiendo a decir NO.

Feliz domingo.

Nacho Lurbe
UNIPRO ON THE ROAD

2 Comments

Leave a Comment.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.